Booking.com

viernes, 4 de diciembre de 2015

Este ático de estilo eclético, con esencia clásica y muebles de diseño os va a sorprender

Crear un ambiente más moderno y lleno de luz puede ser sencillo si se aplican las estrategias adecuadas: una nueva distribución, una paleta cromática bien seleccionada o unos muebles de diseño adecuados pueden ayudar considerablemente. Esas son las premisas con las que Laura Yerpes Estudio de Interiorismo llevó a cabo la reforma de un céntrico ático en Valencia que hoy os mostramos en Decoesfera.

Antes de la reforma era una amplia vivienda, de casi 200 metros cuadrados, pero con mucho espacio perdido a causa de unos muebles antiguos poco funcionales y una cierta sensación claustrofóbica aumentada por panelados en madera y colores oscuros en las paredes... Como es lógico sus propietarios querían un cambio de decoración radical con el que potenciar todas las cualidades que la vivienda podía ofrecer y ¡vaya si lo lograron!

Uno de los primeros cambios que se hicieron con la reforma fue abrir un acceso directo desde el hall a la terraza que antes no había. De esto modo no sólo se consiguió una mayor cantidad de luz, sino que también se logró disponer de más espacio al entrar a la vivienda y, por supuesto, una mejor accesibilidad a la terraza. Anteriormente la salida a la terraza se hacía desde el salón y era mucho más incómodo.
La luz natural de esta vivienda se ve potenciada por la gama cromática seleccionada para techos y paredes: el blanco y el gris perla que contrarrestan la intensidad del mármol rojo alicante de los suelos que son los originales y solo fueron pulidos para obtener más brillo. Los muebles de diseño de la entrada han sido hechos a medida al igual que los paneles decorativos con molduras geométricas y otra pieza que destaca es la lámpara de diseño de la entrada que es espectacular.


El estilo clásico y los muebles antiguos heredados eran los grandes protagonistas en este ático antes de la reforma. Las paredes estaban revestidas con paneles en maderas oscuras y eso restaba espacio y sobre todo mucha luz al conjunto. Ahora en el salón los techos en tonos grises y las molduras blancas se combinan en perfecta armonía con las paredes gris perla de la estancia.
En cuanto al mobiliario de la sala de estar, se creó un acogedor espacio de lectura con dos cómodas butacas colocadas estratégicamente y se diseñó una estantería empotrada entre el ventanal y un pilar para mejorar el almacenaje. Se han combinado de forma equilibrada muchos elementos de estilos diferentes: los libros antiguos, algunas esculturas o los cuadros de la decoración anterior, imperdibles por su valor sentimental, se integraron en el nuevo ambiente con algunos cambios como, por ejemplo, el marco en el caso de los cuadros.


También se aligeró el pasillo aportándole luminosidad y protagonismo a sus paredes con zócalos más altos, carpinterías aclaradas y puertas enrasadas y más altas. Se consigue así un aspecto mucho más pulido y diáfano como podéis ver en las imágenes.
En la vivienda original el intenso color de las paredes así como la cantidad de cuadros colgados de las mismas o las oscuras carpinterías de las puertas hacían del corredor un espacio más reducido y oscuro. Ahora se han modernizado muchos elementos, comolos herrajes de las puertas que cuentan con unas elegantes manillas de aluminio de una conocida marca alemana que combinan a la perfección con modernos apliques también de diseño.

Más información | Laura Yerpes
Fotos | Germán Cabo

No hay comentarios:

Publicar un comentario