Booking.com

viernes, 15 de enero de 2016

Tu casa es de los ochenta: lo sabemos porque estas 7 cosas te delatan ¡reforma ya!

La decoración de interior es sin duda alguna, un reflejo de la época en la que vivimos. A lo largo de las décadas, los estilos han evolucionado con rapidez así como los materiales utilizados para los muebles o los objetos de decoración. Para muestra recordemos el auge del plástico o de muebles inflables en los años 60 y 70Los ochenta no se quedan atrás en la memoria colectiva con estilos decorativos que valen la pena ser recordados aunque no sea siempre por su buen gusto.

Una de las tantas características de los ochentas es el lado "kitch" que podíamos encontrar en la decoración de algunas casas. Colores pastel, laqueados, espejos, flores en excesos y muchos otros elementos que eran característicos de la época. Si tu casa o la de tus padres o abuelos todavía tiene algunas de estas características es probable que estés frente a un estilo muy ochentero que quizás podrías ya reformar.¿Qué opinas?

Colores pastel



Si hacemos memoria de los colores que estuvieron en las tendencias de decoración de los 80´s, no cabe duda que tendremos en mente colores pastel como un rosado o unazul claro. La tendencia de casi toda esa década fue usar muebles, tapicería y objetos de decoración con esos tonos. El rosado era un color tan usado que lo encontrábamos en todas parte como el baño, la recámara o hasta el salón. Si tu casa tiene excesos de colores pastel, de rosas o azules claros, es probable que vivas un poco en los 80.

Estampado de flores


Si algo recuerdo de la primera mitad de los años ochentas, es el estilo floreado que veía en casi todas las casas. Sillones con flores, alfombras con flores, cortinas con flores, eran flores por todas partes. No me malinterpreten, las flores no tienen nada malo pero cuando todo su salón parece un jardín ya es tiempo de pensar en hacer algunos cambios.

El rayado blanco y azul


Otro estilo típico de los ochentas que quizás tengas todavía en tu casa es el de tener sillones y sofás con rayas azules y blancas. De hecho, a esta tendencia se le puede ubicar en la segunda mitad de esa década, por lo que si llevas más de 30 años con el mismo salón es posible que seas totalmente ochentero. Ciertamente no es nada grave pero deberías de pensar ya en un pequeño cambio para estar en harmonía con estos tiempos.

El comedor negro laqueado


Otro grán clásico de los años ochentas es el comedor negro laqueado con las sillas recubiertas de una tela de color o con motivos geométricos. Tanto me acuerdo de esos comedores, que en mi casa había uno y estuvo ahí, erguido como totem de su época. Si tu también tienes un comedor de estas características es mas que probable que ya requieras una reforma en tu casa.

El baño de color rosado


Como lo comentábamos al inicio, el color rosado fue tendencia en la decoración de las casas ochenteras. Hoy que estamos en el 2016, en el siglo veintiuno, si tu baño parece al de una casa de muñecas es que definitivamente necesitas emprender una reforma urgente. Hace ya más de treinta años era usual ver baños con muebles de color rosado, papel tapiz, pintura y hasta el papel de baño con el mismo color. Un hermoso mundo de muñecas que ya es hora de olvidar.

El estilo country


¿Recuerdas el típico comedor de madera con cojines en las sillas y con ventilador en el techo? Pués si tu comedor se parece todavía a esto, te urge hacer un pequeño cambio de decoración ya que te has quedado atorado en algún momento de los ochentas. Una de las tendencias típicas de aquella época, y cuya influencia viene de los Estados Unidos, es este estilo de comedor con colores de madera oscura. El ventilador al techo con una lámpara integrada tampoco podía faltar.

Paredes de espejos


Tener tu casa con paredes recubiertas de espejos es un signo definitivo de que tu casa se quedó en los ochentas. Esta tendencia decorativa fue típica de la década ochentera, pues veíamos muy a menudo casas con una pared retubierta de espejos en el salón. Algunas personas han llevado el exceso hasta poner espejos en los techos como símbolo final del estilo decorativo de toda una época.



No hay comentarios:

Publicar un comentario