Booking.com

viernes, 22 de abril de 2016

9 claves decorativas para sobrevivir en una minicasa

Están de moda las minicasas y aún diría más, están de moda las microcasas. En contra de todo lo que mi generación ha considerado lo perfecto: casas amplias, salones luminosos, habitaciones espaciosas con vestidor y acogedoras cocinas donde charlar con los más íntimos después de una fiesta, la corriente nos arrastra a minicasas de apenas 30 metros cuadrados, donde sólo tienes que alargar el brazo al salir de la ducha para coger el café directamente en el centro de la cocina.

Son diferentes maneras de entender la vida y por supuesto de vivir.


Comprendo que hay personas que no tienen más remedio, y con estas microcasas tienen opción de una vivienda digna, pero en los programas vemos personas que podrían tener casas normales (entendámonos, no palacios, ni mansiones de Hollywood) casas de 75, 90 o 100 metros cuadrados con espacio suficiente, sin estrecheces, ni ir golpeándose con las esquinas. Aún sin entenderlo he buscado 9 claves para sobrevivir en una minicasa

Después de visionar los programas televisivos sobre minicasas (Minicasas en Divinity yMinicasas sobre ruedas en Energy, ambos de Mediaset) insisto, no casas pequeñas sino diminutas, está claro que hay gente sola que pretende seguir estando sola, hay gente que no quiere limpiar y hay gente que tiene alma de trotamundos y les gusta llevar a casa a cuestas... todos ellos necesitan soluciones para vivir en estas casitas de muñecas sin renunciar a nada.
Orden, siempre orden

En un espacio pequeño el orden es una condición indispensable para poder sobrevivir. Nada de zapatos tirados bajo la cama, entre otras cosas, porque no hay "debajo de la cama". Todo se ve de una ojeada, así que lo poco que hay que limpiar, bien limpio y recogido. También hay que renunciar al abigarramiento de adornos, mejor una decoración minimalista.
Mesa y sillas plegables y colgadas

Apenas un listón de madera para anclarse a la pared y el tablero abatible y tendrás mesa de comedor y despacho en una. Sin ocupar más de 15 cm de fondo. Cuidado con el tamaño del tablero abatible, no vaya a ser que no puedas abrirlo. Una recomendación es que no tenga esquinas, en los espacios pequeños mejor las puntas redondeadas.
Podéis buscar el estilo que más os guste y para precios las hay desde low cost hasta maravillosas de diseño: madera, metal, pexiglas...

Las sillas también deben ser plegables y no más de dos, las puedes colgar en la pared cuando no las uses. Ahora, que cómodas, cómodas no son las sillas plegables, pero puedes usar uno de los cojines de la cama si tienes que trabajar mucho rato.
Y ¡cuidado con la espalda! Puedes renunciar a alguna cosa o conseguir un par de butacas de diseño que ocupen poco espacio, que te harán mucho bien o renunciar a todo lo anterior y tener los muebles de obra.
Minibarras de cocina

Una manera de separar espacios es una minibarra de cocina, pero no pienses poner taburetes debajo, necesitas el espacio para almacenaje: platos, tazas, cacerolas, cubiertos, palomiteras, sandwicheras, licuadora, exprimidor y tostadora, despensa... (mejor olvida las palomitas, los sandwiches mixtos, los smoothies caseros y las tostadas con zumo) La compra diaria, claro.
También puedes aprovechar para poner una pared medianera con una estantería...
Espacios bien aprovechados para almacenaje

La barra de la cocina para almacenar las cosas de la cocina, pero ¿y la ropa de cama, las toallas, las mantelerías, las mantas...) Bueno, pues un juego de quita y otro de pon, no hay sitio para más y olvídate de las mantelerías, no tienes sitio para invitar a nadie, así que un par de individuales servirán.
Si tenéis un sitio para un banco hueco con almacenaje, como en los camarotes de los barcos, aprovechad muy bien ese espacio, igual que el hueco de la escalera al dormitorio, si es posible puede estar lleno de cajones.
Aprovechando la luz al máximo

Necesitas paredes para colgar los muebles y un perchero en algún sitio de la entrada, así que también se reduce el espacio para las ventanas. En la cocina es importante que haya ventilación y luz y en el baño, por diminuto que sea también.
Una claraboya es una estupenda opción, pero debe tener algo para que no os despierte la luz del día cuando queráis dormir los fines de semana.
Lavarse las manos de una en una

Me admira la capacidad de ser humano de plegarse a las condiciones. Dar el visto bueno a un baño en el que te puedes lavar las manos sentada en la taza del retrete y si sacas un pie de la baldosa ya estás en la ducha... me parece increíble.
Debe haber sitio tanto para los productos de higiene personal, como para la fregona y el cubo, la escoba o en su defecto un aspirador pequeño: paños y detergentes. Pequeñito pero muy limpio.
Techos altos para hacer doble piso

Síi! No me he olvidado del dormitorio/ salón/cuarto de estar... después de vergigantescos norteamericanos subiendo por diminutas escaleras y arrastrarse hasta llegar a un colchón tirado en el suelo, no podría olvidarlo. No conozco su Carta Magna, pero debería estar prohibido que un pobre hombre se despierte cada mañana con un golpazo en la cabeza porque literalmente no cabe sentado en su propio dormitorio, su lugar más sagrado, según mi santo esposo.
Así que los techos más altos que podáis, que tampoco conviene desgraciaros por vivir en una minicasa. Aquí publicábamos un DIY para poner mesillas en una dormitorio pequeño, es una buena idea para estos microespacios.
Cocina en su mínima expresión

Tampoco vas a cocinar demasiado, así que un fuego y un microondas será suficiente. Bueno, yo soy de infusiones, así que necesito un hervidor y los muy cafeteros o se van al bar o una pequeña cafetera (olvídate de Nespresso, no tienes sitio)
Pero vamos que tampoco te vas a poner a hacer cocido en una minicasa, así que para uno más que suficiente y también puedes optar por un robot de cocina en vez de microondas. Aún así, hay marcas de cocina que tienen excelentes minicocinas donde no falta de nada, aquí os mostrábamos una.
Reduce al mínimo tu vestuario

Por supuesto en estas casas no hay lavadora, claro que tampoco la necesitamos, dado que sólo podemos tener un par de conjuntos de lencería en el cajón y uno puesto y en cuanto a ropa... ¿recordáis la historia de las barras al aire libre con cuatro prendas?
Pues lo mismo. Un jersey por si hace frío, un chubasquero o cortavientos por si llueve (ocupan poquito) y una cazadora para el entretiempo. Lo siento un plumífero no cabría en la minicasa, salvo que sea de nueva generación, que también se doblan hasta el infinito.
¿Tiene futuro esta moda de Minicasas en España?

Como veréis, no comprendo demasiado bien esta nueva moda, como no sea para hacernos sentir que nuestros pisitos de 100 metros cuadrados son auténticos palacios. Sin embargo, mientras los padres criticábamos el programa (yo todo lo hago en familia para ver diferentes opiniones), mis enanos lo veían con otros ojos.

Para el mayor con mucha guasa, son "perfectas para un FA" (forever alone, jerga adolescente) mientras que a la pequeña le parecía una opción adecuada "mientras no se tenga familia", ahora que las fiestas tendrían que darlas en el jardín, porque claro, una casita como esa tiene que estar en un jardín...

Y los lectores de Decoesfera ¿qué opinan? ¿Pudiendo vivir en una casa amplia, compraría una minicasa y vivirían en un parking?

No hay comentarios:

Publicar un comentario