Booking.com

miércoles, 6 de abril de 2016

Piensa en verde y cambia el ritmo, la decoración también ayuda

Llevamos un tiempo intentando parar esta vida caótica que llevamos, donde no tenemos ni un segundo libre y nos sienta fatal. Hace tiempo que hay una corriente filosófica que nos invita a la Slow Life, a parar y fijarnos en o que nos rodea, a disfrutar de la vida sin presiones.

Y lo que debió ser siempre así, comienza a tener cada vez más adeptos: restaurantes, hoteles, empresas... Hoy vamos a ver el interiorismo de una cadena de hoteles experta en el mindfulness, cómo consiguen que sus clientes sientan esa slow life y así servirnos de inspiración.


Artiem Hotels, como expertos en mindfulness, promueven alejarse de una vida estandarizada regida por el minutero del reloj y practicar el bienestar físico y mental mediante la vuelta al “ahora” buscando un estilo de vida alegre y saludable. Fresh People, unido a otros conceptos similares y a un deseo muy activo de transformación y de mejora.
Con 3 hoteles en Mahón, que ya han ganado galardones para montar una vitrina llegan a Madrid, a la zona de Arturo Soria, lejos del mundanal bullicio del centro para continuar con su labor de relajación y bienestar.


Gabriel Montañés, arquitecto encargado del diseño del Hotel, destaca la importancia de “intervenir lo mínimo posible, siempre haciendo que el espacio sea agradable a todos los sentidos y no sólo a la vista”.

Minimalismo en los muebles y piezas de diseño, en tonos neutros y frescos como el verde, el negro o el gris, sencillos y muy alegres, tal y como se define la filosofía “fresh”de la conocida cadena hotelera.
Destaca el trabajo realizado como un “atrevimiento” en el que lo industrial y sus elementos intactos se fusionan con el mobiliario más moderno y el diseño más sofisticado desde la frescura para crear un ambiente natural y confortable para los huéspedes. Mucha luz natural, sin ruidos y oscuridad total cuando se precisa, carta de almohadas y un colchón de alta gama que garantiza un descanso absoluto a los huéspedes. También disponen de un “chill corner” en el que poder relajarse al acabar la jornada.

¡Que paren el mundo, que me bajo! Aunque sea unas pocas horas...
Más información | Artiem Hotels

No hay comentarios:

Publicar un comentario