Booking.com

martes, 24 de mayo de 2016

Una antigua iglesia transformada en una amplía y luminosa casa

En muchos países europeos es bastante común que se vayan cerrando iglesias que ya no están en funcionamiento. La baja de fieles u otras razones específicas han provocado que veamos templos católicos cerrados y abandonados. Algunas veces son destruidos sin mayores miramientos mientras que en otros casos son vendidos para que los nuevos dueños desarrollen un nuevo proyecto en ese espacio.

Tal fue el caso en la ciudad holandesa de Utrecht dónde una antigua iglesia fue abandonada en los años noventa y dejada al abandono. El proyecto de recuperación de este espacio amplio y lleno de personalidad implicó la creación de varios niveles interiores totalmente abiertos para dejar circular la luz. De la misma manera, el acomodo de los espacios han permitido recrear una casa moderna con espacios que recuerdan un loft urbano.


Lo interesante es que se han conservado algunos elementos de la construcción original como las ventanas, algunas columnas de soporte así como vitrales que dejan pasar una impresionante luz. La otra característica que resalta es el total respeto que se le dio al techo dónde se conservan las curvas originales. Esto le ha dado una amplitud verdaderamente sorprendente que ayuda a generar esa sensación grandeza.

La estructura superior está destinada a un salón, un área de trabajo y reposo mientras que los dormitorios se encuentran en la parte inferior y son, junto con los baños, los únicos espacios cerrados. Esto deja mucha privacidad a los habitantes de la casa sin que se pierda la dinámica general de la casa.

La parte inferior de la casa cuenta además con el comedor, otro salón y una cocina abierta con una estupenda isla que me recuerda el altar de una iglesia. ¿Coincidencia? Seguramente no. No dudo que los arquitectos responsables del proyecto del despacho Zecc Architecten, hayan pensado en ese detalle que tiene cierta importancia.

Cabe señalar que este despacho de arquitectos ya ha realizado varios proyectos similares en los que se ha dedicado a remodelar iglesias abandonadas para transformarlas en hogares modernos con personalidad propia. Más allá de que nos podamos o no imaginar vivir en una casa que era un templo, no podemos dejar de sorprendernos lo interesante que son los espacios de culto cuando son separados de su contenido espiritual y son vistos bajo la lupa de la arquitectura y la decoración.

El resultado general de la remodelación de esta iglesia abandonada ha sido a mi parecer todo un éxito. El equilibrio entre la estructura tradicional y el rediseño interior representa un logro bien interesante con un estilo escandinavo, sobrio y elegante, que no nos deja indiferentes. ¿Vivirías en una iglesia remodelada en una moderna casa como esta?

No hay comentarios:

Publicar un comentario