Booking.com

jueves, 23 de junio de 2016

Puertas abiertas: redistribuyendo espacios para ampliar estancias y ganar luz

Si tu casa no te acaba de convencer tal y como está y estás pensando en hacer algunos cambios. Antes de empezar a mover muebles y a modificar revestimientos tienes que pensar en la distribución. Un mal reparto de estancias puede ser una tortura, así como uno bueno nos puede hacer ganar mucho en calidad de vida, mejorando el tamaño de las habitaciones y aumentando la claridad.

Es precisamente el caso de la reforma de esta vivienda en A Coruña. Hubo que tirar algunos tabiques para realizar una reordenación completa de los espacios del piso, pero el resultado compensó el esfuerzo. La vivienda tenía antes de la reforma cuatro habitaciones, que se quedaron en tres, además de dos baños, salón, cocina e incluso dos pequeñas estancias usadas como trastero y lavandería respectivamente. Demasiada división...



La habitación que se eliminó se utilizó para ampliar el espacio de la zona de estar, de este modo se gana en superficie y en claridad. La clave para mejorar la entrada de luz en muchas viviendas está en redefinir la zona de noche y la zona de día que en muchas casas antiguas no está bien pensada... En este caso, eliminando una habitación, se consiguió un salón comedor mucho más amplio y luminoso.


También se amplió la cocina situando una puerta corredera de cristal sencilla y al mismo tiempo elegante que hace de separador, pero que al mismo tiempo mantiene la cocina conectada y no interfiere en la circulación de la luz de espacio a espacio.
Hay que destacar también que los colores son grandes aliados en la decoración, y que en esta ocasión optaron por colores naturales en toda la vivienda. El mobiliario de madera y blanco lacado define el estilo de la vivienda y hay muebles de corte muy moderno contrastados con otros más clásicos.

También se suprimió una de las pequeñas estancias, que se usaba como trastero, para tener un baño de mayores dimensiones. Así que en total se han ampliado tres estancias clave como son la sala de estar, la cocina y el baño. Si hay que decidir entre tener muchas habitaciones o tener menos y más grandes, está demostrado que a día de hoy interesa más lo segundo.
Al minimizar el uso de tabiques se gana espacio en su conjunto y además se aumenta el flujo de luz natural circulando por la casa y se mejora incluso la ventilación que son aspectos clave en calidad de vida y hasta en ahorro energético.
Más información | GESPRONOR
Fotos | Wifredo Melendrez

No hay comentarios:

Publicar un comentario