Booking.com

miércoles, 31 de agosto de 2016

Minimalismo nórdico en este apartamento de Estocolmo

Hacía mucho que no nos dábamos una vuelta por los países nórdicos para deternos en el interiorismo de alguna de sus viviendas. Hoy nos vamos hasta la siempre hermosa Estocolmo para conocer este encantador apartamento que tiene la sencillez por bandera.

El apartamento está situado en un edificio de la Universidad de Estocolmo, edificado entre 1956 y 1957 por el arquitecto Paul Hedqvist, y que ahora ha sido transformado en un atractivo apartamento que destaca especialmente por la luminosidad que la aportan los grandes ventanales que sustituyen en buena medida las paredes.


En el apartamento no hay demasiadas piezas de mobiliario, aunque las que hay han sido muy seleccionadas. El toque de color lo aportan la alfombra del salón, la butaca mostaza del dormitorio, o las plantas que hay en distintos puntos de la casa.

La cocina, muy funcional, está compuesta por un gran armario de cedro con gran capacidad.

Por su parte, los baños contrastan con la blancura del resto de la casa gracias a la oscuridad que le aporta el azulejo que lo viste, destacando el suelo claro de travertino, los preciosos grifos que nos recuerdan a los años 50, o la ducha abierta situada junto al gran ventanal y separada solamente del resto del baño por una mámpara de cristal para permitir el paso de luz.
Más información | Alexander White

No hay comentarios:

Publicar un comentario