Booking.com

jueves, 4 de agosto de 2016

Montes de Galicia, un restaurante gallego con diseño de vanguardia

En todas las ciudades hay restaurantes clásicos en los pese a su aspecto un tanto anticuado, se come genial.Y que de repente, cierran sus puertas arrollados por nuevas propuestas gastronómicas más modernas, dejando un poco huérfanos a sus clientes.

Este, por suerte, no es el caso del Montes de Galicia. Un fantástico restaurante gallego de Madrid inaugurado en 1997 y que ha vivido una gran transformación que nos permite seguir disfrutando de sus recetas gallegas, pero en un ambiente mucho más moderno y acogedor.


La renovación del restaurante ha sido llevada a cabo por el estudio de interiorismo Denys & von Arend, mientras que la aportación conceptual y el grafismo es ora del estudio Egue y Seta. Y por suerte, no han caído en los tópicos con los que nos encontramos en muchos restaurante regionales.

Al contrario. Basándose en el azul y en el acero, este restaurante tiene una atmósfera cálida y confortable a la vez que moderna. Con una distribución abierta con zonas privadas abiertas mediante divisiorias verticales transparentes para dejar pasar la luz que proviene de falsos lucernarios, o por las paredes móviles revestidas en trenzado de mimbre que garantizan la privacidad.


Además, los diseñadores han jugado con el contraste provocado por el terrazo de color gris y azul colbalto, los azulejos en tonos azules, las alfombras de madera con cenefas florales y geométricas, que sirve para delimitar los distintos espacios en los que el restaurante ha sido compartimentado.

La vegetación también juega un papel importante en el interiorismo del restaurante, al verse salpicado por el color verde de las frondosas plantas trepadoras y colgantes del interior, o del patio interior que cuenta con una carpintería de vidrio para dejar pasar la luz.

Un atractivo botellero transparente sirve para separar la recepción y el bar de la sala, junto con una barra retroiluminada.

Además, la cocina es visible desde una gran ventana abierta, por la que los comensales puedes ver las brasas y fogones en los que se elaboran los platos gallegos.

Las sillas Bistrot, que tanto recuerdan a las ciudades de costa o a las terrazas de la capital francesa también tienen su espacio en este acogedor restaurante. ¿Te animas a visitarlo y disfutar de los platos de mar y monte de inspiración gallega?
Más información | Los Montes de Galicia
Fotografía | Vicugo Foto

No hay comentarios:

Publicar un comentario