Booking.com

viernes, 11 de noviembre de 2016

Estos son los auténticos techos de Europa

Estados Unidos es el país en el que siempre pensamos cuando hablamos de rascacielos. No en vano, en este país se levantaron los primeros edificios que parece que desafiaban a las leyes de la gravedad. Pero rascacielos hay en otras muchas partes del mundo.

El lejano Oriente, o el Golfo Pérsico se han convertido en la nueva meca de los arquitectos que pretenden seguir tocando los cielos con sus obras. Y aunque Europa se ha quedado algo descolgada en esta carrera, en el viejo continente también tenemos edificios que nos hacen mirar hacia el cielo y que comenzaron a construirse tras la II Guerra Mundial. Hoy, te traemos algunos de los rascacielos más altos de Europa.

Torre Vostok, Moscú

Dentro del suelo europeo, Rusia, y en particular Moscú, se han convertido en el lugar en que se concentran buena parte de los mayores rascacielos europeos, muchos de ellos construidos en el siglo XXI. De hecho, 7 de los diez rascacielos más altos de Europa están en la capital rusa. De todos ellos, destaca la Torre Vostok. Una impresionante torre que tiene 95 plantas y 374 metros de altura.
Oko Tower, Moscú

Seguimos en la capital rusa para conocer el rascacielos que fue el techo de Europa durante unos meses hasta que fue destronado por la Torre Vostok: la OKO Tower. Este edificio se inauguró en el año 2015, y tiene 354 metros y 85 plantas.
Mercury City Tower, Moscú

Aquí tenemos otra torre que también tuvo su récord de ser el más alto del Viejo Continente, hasta que fue superado por la Oko Tower. El Mercury City Tower también está en Moscú, y fue terminado en el año 2013. Tiene 339 metros y 75 plantas.
The Sard, Londres

Este rascacielos es el más alto del Reino Unido, y aunque ya no es el rascacielos más alto de Europa tras ser destronado por la Mercury City Tower de Moscú, sus 306 metros y 73 plantas todavía lo convierten en el edificio más alto de la Unión Europea. O al menos, hasta que Londres active el Brexit.
City of Capitals, Moscú

El City of Capitals de Moscú es un complejo de dos rascacielos que comparten una gran base común de seis plantas. Inaugurado en el año 2010, la Torre de Moscú tiene 302 metros y 76 plantas, y la Torre San Petersburgo tiene 257 metros y 65 pisos.
Torre Commerzbank, Frankfurt

La Torre Commerzbank fue inaugurada en 1996, y aunque en la actualidad ha caído muchas posiciones, en su momento fue la torre más alta del continente. De momento, es el segundo dificio más alto de la Unión Europea tras el The Sard londinense.
Messeturm, Frankfurt

Puede que esté bastante lejos de los modernos rascacielos rusos, pero el edificio Messeturm, inaugurado en 1991 y conocido como Mainhattan, tiene una forma icónica que lo ha convertido en todo un símbolo para este ciudad. Tiene 257 metros de altura, y en la actualidad es el segundo edificio más alto de Alemania.
Torre de Cristal, Madrid

La Torre de Cristal es una de las cuatro torres que se construyeron en el eje de Castellana, al norte de la capital española. Entre ellas, destaca la Torre de Cristal, un edificio que de momento es el edificio más alto de España con 249 metros de altura y 52 plantas.
Tour First, París

Sus 232 metros y sus 56 metros no la sitúan entre los edificios más altos de Europa, pero sí que es la torre más alta de la capital francesa. Inaugurada en el año 2001, esta torre se ubica en La Defense, el distrito parisino de finanzas en el que se concentran casi todos los edificios altos de la capital gala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario