Booking.com

miércoles, 22 de febrero de 2017

¡Un hotel que nos ha encantado! El Hotel Midmost de Barcelona

Hay hoteles en los que basta con poner un pie en el lobby, y ya sabes que se ha trabajado por cuidar hasta el más mínimo detalle en la decoración.

Eso es lo que sucede con el ecléctivo y sofisticado hotel Midmost. Un céntrico hotel situado en pleno centro de Barcelona alojado en un antiguo edificio construido en el año 1919.


El interiorismo de este hotel de cuatro estrellas ha corrido de la mano del estudio Luzio, conformado por María José Gómez y Maximiliano Zigart. Y la verdad es que ese toque se nota.

Como premisa, esta pareja de creativos querían diferenciar el hotel de la estética del resto de edificios y establecimientos que abren sus puertas en la calle Pelayo de Barcelona utilizando una sutil elegancia creando espacios exclusivos y con mucha personalidad dándoles un toque moderno.

De esta manera, el hotel presenta un aspecto fresco con pinceladas de fusión actualizando el estilo clásico, manteniendo algunos de los elementos originales de este histórico edificio para mantener parte de su sabor, con elementos como la fachada, la escalera con esa preciosa cenefa o su característica barandilla. También se han conservado las puertas de entrada los pasillos, tan típicas de las construcciones de l'Eixample barcelonés, o las bóvedas de carga descubiertas que pueden verse en el salón en el que se sirven los desayunos.

En la reforma, se han utilizado materiales y objetos auténticos de distintas culturas, mezclados de forma natural para crear esa atmósfera ecléctica que caracteriza a este hotel en el que predominan los colores blancos y azules junto a tonos dorados. De esta manera, en los distintos espacios del edificio podemos encontrar desde lámparas francesas a puertas asiáticas o de estilo menorquino, mezclados con elementos como el precioso mostrador del lobby, una pieza original de principios de siglo, o el llamativo sofá capitoné en azul.

Además, las paredes del hotel están vestidas por piezas que se han rescatado de la colección de arte de la familia propietaria, con grabados de Llios Lleó, óleos de Philip Stanton o Beba Pecanins, o fotografías de Manel Armengol.** Las habitaciones, como podéis ver, son funcionales y comospolitas** con el blanco como protagonista combinado con el suelo de madera en espiga o la moqueta en forma de olas de mar, recordando que Barcelona es una ciudad mediterránea.
Más información | Hotel Midmost

No hay comentarios:

Publicar un comentario