Booking.com

lunes, 29 de mayo de 2017

Gastronomía, arte y escenografía con huesos en este creativo restaurante mexicano

En plena colonia Lafayete, en la ciudad de Guadalajara (México) se ubica el restaurante Hueso considerado como una obra de diseño asombroso. 



Es un edificio recuperado de los años cuarenta en Jalisco y actualmente se considera un espacio exclusivo y contemporáneo que conjunta la gastronomía con un interiorismo y una experiencia diferente.





El restaurante cuenta con unos 240 m2 que han sido decorados y renovados por Cadena + Asociados. El proyecto pertenece a Alfonso Cadena y el concepto de su restaurante es toda una atracción en esta ciudad. Se le ha dado un enfoque exterior fresco con baldosas artesanales de motivos gráficos distintos en cada uno de ellos, pero todas ellas blancas y negras que crean un ambiente limpio y fresco. Obra del artista José Noé Suro y con dibujos de Rocío Serna, miembro de Cadena + Asociados. En la parte derecha de su fachada y, a conjunto con los demás revestimientos, se puede leer el nombre del restaurante HUESO, la antesala de lo que dentro se puede apreciar y que les depara a sus clientes.




En el recibidor se sitúa una mesa cajón de cristal, donde se exponen huesos pintados de blanco y algunos realizados en aluminio, que son réplicas de originales. Una vez pasamos a su interior decorado sólo en color blanco, se utilizan materiales de otros tonos para compensarlo, como los plateados y la madera natural para dar calidez a estos ambientes blanquecinos, un tanto siniestros pero muy característicos.




El bar es el único elemento que separa a los artistas culinarios con el comedor. Todo el restaurante al completo tiene sus paredes revestidas, centímetro a centímetro, con más de 10.000 huesos de animales, de ahí su nombre. Todos enmarcados en madera y coordinados con utensilios de cocina, una creatividad por cuenta de Tomás Guereña y Miguel Ángel Fuentes. Aunque parezca un poco lúgubre este local es una mezcla entre el arte en aluminio con ejemplares reales.



La iluminación y el mobiliario de los espacios se ha desarrollado por los mismos diseñadores. El diseño interior es un gran espacio abierto a doble altura con grandes ventanales y enormes mesas comunes, donde el chef reúne el concepto de todas estas ideas decorativas con su trabajo gastronómico. Un lugar en el que poder adentrarse sin fronteras y que nos hace recapacitar de dónde venimos y quienes somos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario