Booking.com

domingo, 16 de julio de 2017

Un hermoso chalet tradicional en el exterior y moderno en el interior

Los destinos turísticos de montaña siempre son una buena oportunidad para descubrir unos de los estilos arquitectónicos, si se le puede denominar así, de montaña. Los famosos chalets son un buen ejemplo de diseño que pretende respetar la naturaleza que los rosea. En la práctica no siempre es el caso y nos hemos encontrado con algunos horrores, sobre todo en las estaciones de esquí más concurridas.

Hoy te presentamos un ejemplo de lo que podría ser el perfecto espacio para pasar unos días de vacaciones en montaña, más allá de la estación en la que nos encontremos. Diseñado por el despacho Studio Razavi, esta hermosa casa se caracteriza por no solo por su aspecto sino que integra una parte importante de tecnología de última generación. Así se convierte en un hogar sustentable y funcional que responde a las necesidades de sus habitantes.



El reto para este proyecto fue el que respetar las estrictas normas de construcción de la zona en la que se encuentra. Ubicado en la localidad de Manigod, en los Alpes franceses, las construcción abarca una superficie total de cerca de 200 metros cuadrados en varios niveles. Si su apariencia exterior no es, a primera vista nada excepcional, la magia opera cuando entramos en su interior.


Grandes ventanales nos permiten tener una importante entrada de luz natural que ilumina toda la casa sobre varios niveles. Lo que impacta en el interior en el usa muy astuto de la madera natural que se combina idealmente con paredes más oscuras en tonos principalmente grises. La decoración interior es definitivamente minimal con un toque vintage casi imperceptible que le da mucha elegancia al conjunto. En definitiva, un chalet de montaña tradicional en su exterior y moderno en su interior en el que vas a querer ir a pasar tus próximas vacaciones de invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario