Booking.com

martes, 21 de junio de 2016

Gran Meliá Palacio de los Duques, un hotel inspirado en las obras de Velázquez

Siempre he dicho que el mes de julio es un buen mes para visitar Madrid. La capital baja algo el ritmo, ya no hay colegios, y muchos madrileños se van de vacaciones o se escapan de la Sierra. Así que con la ciudad más vacía de lo habitual, el mes que estamos a punto de comenzar es un buen momento para visitar Madrid. Y más, ahora que tenemos exposiciones que no hay que perderse como la de El Bosco en el Museo del Prado, o Caravaggio en el Museo Thyssen.

Así que si estás ya haciendo las maletas para ir a Madrid para disfrutar de su oferta cultural y de ocio, o si tienes que ir por trabajo, tienes que saber que acaba de abrir sus puertas un hotel que nos ha atrapado sin remedio, el Gran Meliá Palacio de los Duques. Un hotel de cinco estrellas situado en pleno centro de Madrid, muy cerca del Palacio de Oriente y del Teatro Real.


El Gran Meliá Palacio de los Duques abre sus puertas en el edificio que alojaba el antiguo Hotel Ambassador, situado en el lugar en el que se levantaban el convento de Santo Domingo y el Palacio de los Duques de Granada de Ega y Villahermosa, una familia noble que fueron destadacos miembros de la sociedad intelectual madrileña durante el siglo XIX, llegando a donar una obra de Velázquez al Museo del Prado.

De esta manera, uniendo la afición al arte de esta familia, y con la intención de crear un espacio especial en el que se respire cultura, la línea argumental del hotel está basado en el legado pictórico del genial pintor Diego de Velázquez. Así, nueve reproducciones de obras de este artista español se reparten por las distintas suites y por los espacios comunes del hotel.

Un hotel que incorpora las útimas novedades tecnológicas, pero sin olvidarse del pasado, ya que el Gran Meliá ha mantenido elementos originales del siglo XIX, como es el caso de la fachada isabelina, o la increíble escalera central en hierro forjado y madera.

El claustro, con una bóveda acristalada, ha sido reconvertido en el vestíbulo del hotel, mientras que las habitaciones están cuidadas al detalle mezclando diseño, elegancia y arte con especial atención a la iluminación y a la utilización de materiales para favorecer el descanso.

Un hotel que como podéis ver, es ideal para sumergirse en el atractivo mundo de Valázquez en el que Las Meninas o la Venus del Espejo se funde con un estilo sofisticado y cosmopolita ideal para disfrutar del Madrid más antiguo y castizo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario